La Posada del Sol
Ciudad Real 


           

 

 

Bajo el incomparable marco de lo que fue una típica casa de Postas del siglo XVIII, Eduardo Marfil y Rafa Romero han querido dotar a La Posada del Sol de un toque de distinción y personalidad propia para que los comensales encuentren 'algo diferente' en Ciudad Real, tanto desde el punto de vista gastronómico como desde el arquitectónico. Situado en plena Plaza Mayor la decoración de este restaurante dividido en dos plantas que rescatan la historia viva de Ciudad Real en medio de un entorno mágico, mezcla lo antiguo con lo moderno, todo ello conservando muchos elementos y la esencia principal de lo que fue la antigua posada (una de las dos que había en la plaza ciudadrealeña). La planta superior esta presidida por un bello e innovador cuadro que el artista Joaquín Barón ha querido personalizar a los responsables del restaurante.

BODEGA.

En lo que respecta a la bodega, La Posada del Sol dispone de importantes referencias de vinos de La Mancha, Valdepeñas, Rioja, Rueda, Rias Baixas, Ribera de Duero y de Vinos de la Tierra de Castilla.

RESTAURACIÓN.

El restaurante La Posada del Sol reinventa la cocina del quijote con unos platos como el rollito de cecina de León con foie, crujiente de col kale y crema de calabaza, Hamburguesa de buey certificada del Valle del Esla (León), chuletillas de cordero de la tierra, lomo alto de bacalao con pisto manchego o el risotto de carabinero con verduritas de temporada.